¡Cómete tus palabras!

Si eres de los que suelen perder los papeles… ¡Cómetelos! ¡Empapela tu estómago y trágate tus palabras!

Esta es la alucinante propuesta del cocinero Firo Vázquez, que aboga por el uso del papel impreso como decoración en el plato, como juego con el comensal, como ingrediente esencial y como nuevo método de cocción “en papellot” en un menú con el que ha #EnPapHelado las principales ciudades de Europa y Asia.

La idea de “EnPapHelar” medio mundo partió de 1 kilo de harina de maíz, 1 litro de agua, 25 ml. de soja y 180 grs. de harina de maíz tostado, es decir, de una humilde oblea que el cocinero pintó con tinta de calamar para celebrar el primer Año Santo Jubilar de Caravaca de la Cruz.

_O3Z7749_p

De ahí, y gracias a la invención de la Elaborina, unas harinas creadas en colaboración con la Universidad de Murcia, Firo ha ido mejorando la calidad de sus papeles comestibles hasta hacerlos flexibles y con diferentes acabados, olores y sabores.

Tras imprimir y comerse El Quijote de Cervantes, y sin síntomas de indigestión alguna, presenta un menú compuesto de principio a fin por papeles comestibles. Fríe la “Rayuela” de Cortázar en buen aceite, rellena un cucurucho de papel con cuscús, verduritas y flores, tatúa un papel crujiente con motivos prehistóricos y lo sella con un “pegamento” a base de xantana al 5 % ideado junto a la universidad murciana. Tras un helado Enpaphelado presenta una factura que, además de tener que abonarse, también se puede comer.

_O3Z9165_p

El chef utiliza una impresora de inyección de tinta, “normal y corriente” y otros utensilios de papelería, como las máquinas de destrucción de documentos. Con ellas hace trizas el papel impreso (propone trocear documentos o contratos que nos amargan la vida, como las preferentes) y cocinarlos al ajillo con gambas rojas.

Papeles que no son papel mojado, sino frito, horneado o cocido. Papeles que a buen seguro, jugarán un gran papel en la innovación gastronómica. Y si no estás de acuerdo, me como mis palabras. Ummm ¡encantada!


Comentarios

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios

Te puede gustar también