Mi vida de feriante

No soy equilibrista (aunque hago equilibrios con la cuenta corriente) ni payasa (aunque mi existencia la dirijan guionistas de sitcom) pero he pasado largo tiempo asistiendo a ferias y congresos, gastronómicos o no. Además de los que me ha tocado cubrir como periodista, trabajé durante años en la industria editorial (salones del cómic, manga, Feria de Frankfurt). Y a los gastronómicos, como a los festivales de música, voy por vocacivicio. Pero todos son iguales.IMG_2202Bueno, maticemos. Cada uno tiene sus particularidades, pero tienen elementos invariables y rituales a cumplir, a saber:

1. Lo primero que tienes que hacer al entrar en un salón es localizar al expositor que reparte bolsas promocionales, porque en media hora tendrás ya varios metros cúbicos de dossieres, papeles, pegatinas y tonterías varias. Podrías tirarlos, pero sabemos que pasarán un par de años antes de que decidas que quizás no los leerás nunca.

2. Come y bebe dónde y cuándo puedas. No digo que te conviertas en una de esas personas que hacen cola durante horas para que les regalen unos fideos deshidratados, pero asume desde ya que la comida de los establecimientos oficiales es cara y mala. ¿Que eso no ocurre en los congresos de gastronomía? He comido algún que otro bocadillo infame y diminuto a precio de tres estrellas Michelin.IMG_21933. Si tu móvil tiene batería a las cinco de la tarde, algo no estás haciendo bien. Y, ¿…qué es eso de un enchufe?.

4. Un salón es como un after hours, pero con más luz. Expositores que aguantan largas horas gracias al dopping (después del largo horario de visitas y reuniones hay besamanos corporativos a los que acudir), visitantes que se dan la putivuelta para hacerse encontradizos (a veces, incluso por legítimos motivos de negocios), demasiado ruido ambiental, alcohol, larguísimas colas en los baños, miradas perdidas…

5. Llévate más tarjetas de visita de las que creas que vas a necesitar. ¿Ya las tienes? Pues coge algunas más.

6. Hay gente con trabajos muy desagradecidos. Sé amable con el tipo que va disfrazado de Dora La Exploradora, o con la chica que vacía las escupideras.

7. Déjate llevar. Te encontrarás a algunas personas veinte veces, y no conseguirás quedar con otras aunque estén dos stands más allá. Oirás conversaciones maravillosas en unas escaleras (“pubblicare libri in Russia è come nel Far West”). Si te empecinas en ver a toda costa el showcooking de tal cocinero o en que tal autor te firme un libro te perderás los pequeños milagros: pasará un señor llevando un cochinillo que podría terminar metiéndote en una exposición de productos de Segovia, donde podrías descubrir un pequeño proyecto vinícola muy bonito. Pero no lo habrás vivido.IMG_21628. No te dejes llevar. Hazte un excel. Calcula solapamientos. Sé inflexible con lo que quieres y no quieres hacer. No te pierdas a Mogwai porque estás bebiendo garrafón sentado sobre el césped. Consejo de tita Mar.

9. Socializa. Lo mejor de los salones son las personas. Amigos y desconocidos que comparten generosamente contigo sus conocimientos, sus contactos, sus ideas o unas simples risas. Habla, pregunta, descubre. Y no juzgues por el tamaño: hay grandes empresas, megaestrellas de la cocina y supergrupos que entregan su alma, y modestos artesanos que también lo hacen. Escucha en las ponencias; pregunta. Ríete. A las ferias, como en la vida, hay que ir a disfrutar aunque se esté trabajando. No pierdas el tiempo con el comercial que evita tu mirada.IMG_221010. Jura que no, nunca, jamás de los jamases, bajo ninguna circunstancia vas a volver. Llega a casa, quítate los zapatos, y comienza a mirar los precios y fechas de la siguiente edición.

Photo: Mar Calpena

Al preparar este artículo se nos ha hecho la boca agua con:

Mi vida de feriante

WINE & SPIRITS ASIA

Prepara las maletas que la próxima feria no te va a pillar cerca. Del 8 al 11 de abril.
WINE & SPIRITS ASIA (WSA) 2014 13a. Edición Anual -Feria Internacional de Vinos, Espirituosos y Cervezas

Comentarios

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios

Te puede gustar también