El yogurt en Oriente Medio

En los países árabes es habitual sustituir la Coca-cola o la Fanta por un yogurt salado. Aunque los occidentales relacionemos el yogurt con el dulce, con los helados y los postres, en gran parte de Oriente Medio, el yougurt se toma con sal.

Es la bebida refrescante por excelencia y, como si de un refresco más se tratara, se vende en latas o botellines y se toma con pajita. La receta es simple; yogurt, sal, un poquito de limón y un diente de ajo. Bien batido y con mucho hielo para sofocar el calor.

Yogurt en Oriente Medio

Bebidas de yogurt

El yogurt es el elemento principal de la mayoría de los platos típicos de la zona. La pasta se cocina con este lácteo: se sofríen los macarrones o espaguetis con aceite, ajo, perejil y pimiento verde. Después, se añade la salsa de yogurt por encima y listo.

Las ensaladas, tan típicas de la región, también cuentan con el yogurt como ingrediente principal, siendo una de las más importantes la que está hecha a base de pepinos y salsa de yogurt con pimienta, ajo y, en algunos casos, hierbabuena.

yogurt en oriente medio

Labneh

Muy típicos son también el ‘fateh’, una comida de origen libanés que consiste en una sopa de yogurt con garbanzos y pan trozeado, aliñada con limón, ajo y pimentón, y el ‘mansaf’ jordano, un delicioso plato de arroz, carne, cebolla y yogurt hervido.

En los desayunos de estos países, bastante abundantes, el ‘labneh’ nunca falta. Se prepara fácilmente y el resultado es delicioso: con un trapo o paño de cocina, se coloca un yougurt dentro, se enrolla y se cuelga del fregadero. El suero del yougurt va cayendo hasta que lo que queda dentro del trapo es una masa cremosa parecida a la Philadelphia…, pero de sabor ácido. Una vez listo se coloca en un cuenco y se le echa por encima una buen chorro de aceite de oliva. Y sal. Mojar esta especie de queso en pan de pita caliente es una verdadera experiencia de vida.

Yogurt en Oriente Medio

Yogurt, yogurt, yogurt y más yogurt. Se utiliza para todo. Incluso para los remedios caseros de los habituales resfriados o dolores de estómago. Ni manzana, ni pavo, ni nada de nada: un buen batido de yougurt y adiós a todos los males.


Comentarios

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios

Te puede gustar también
Suscríbete a nuestra newsletter
¡Y no te pierdas ninguna de nuestras novedades!
Suscribirme
He leído y acepto la política de privacidad