Yemas de Santa Teresa, dulce tradición

– ¿Y tú de dónde eres?

– Soy de Ávila.

– Bufff, allí hace muchísimo frío, ¿No? Pero se come muy bien, ¡Vaya chuletones! Y también están las yemas…¡Qué ricas!

 

Esta podría ser la transcripción de la típica conversación gastronómica con abulenses. Lo normal es acabar hablando de uno de sus productos más conocidos, las Yemas de Ávila (lo del chuletón lo dejamos para otra día, que hoy el tema va de dulces). Las Yemas de Santa Teresa, que es como se han conocido de toda la vida, son uno de los productos más típicos de esta tierra.

yemas santa teresa

La receta de las Yemas de Santa Teresa

Aprovechamos que estamos en año de celebración por el V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús , la ilustrísima religiosa, escritora y mística, y patrona de la capital abulense, para descubrir la receta que hay tras este postre. Y lo que hay es, sobre todo, azúcar. Mucho azúcar. Se trata de un dulce muy elaborado, a base de yemas de huevos, batidas en un bol a las que se suma un almíbar compuesto por agua, azúcar, limón y canela. Un almíbar que debe de estar, como indican los profesionales, a punto de hebra. ¿Cómo sabremos si hemos conseguido ese punto de hebra? Muy sencillo. El punto de hebra se alcanza a los 105 grados aproximadamente, pero si no tienes un termómetro a mano puede usar este truco: la prueba se obtiene al coger un poco de este almíbar con dos dedos y si al separarlos se forma una hebra que termina por romperse es que ya está perfecto. Con el almíbar en su punto, éste se mezcla con las yemas y se pone a fuego lento hasta conseguir la masa espesa. Con esa masa, después de dejar enfriar, se da forma de pequeñas bolas ayudándose de azúcar glass. Para la presentación perfecta, colocarlas sobre tartelas de papel fino.

yemas avila

Una denominación con solera

El origen de la denominación Yemas de Santa Teresa no está claro, aunque fue a finales de siglo XIX (concretamente en 1860) cuando un pastelero abulense comenzó a comercializar este producto bajo la denominación Yemas de Santa Teresa y terminó por registrar dicho nombre. La Flor de Castilla es la pastelería donde se comercializaba este producto 100% artesanal. Hoy en día tienen “una producción anual de alrededor de 450.000 yemas al año, lo que supone las mismas unidades de yemas de huevo pues cada yema de Santa Teresa es prácticamente una yema de huevo”, nos comentan desde este establecimiento. Pero no sólo eso, sino que además este producto ha ido evolucionando y hoy en día, en esta confitería podemos disfrutar de unas Chocoyemas, bañadas en chocolate negro, Yemas al ron, el tradicional dulce aliñado con ron o Tarta de yema.

otras yemas

Se trata, por tanto, de una denominación que cuenta con más de un siglo de vida. Tal es el éxito de este producto que otras pastelerías han venido comercializando como Yemas de Ávila y hoy en día lo encontramos en pastelerías de otras ciudades de España.

Las Yemas de Santa Teresa se han convertido ya en un preciado souvenir para el turismo que llega a la ciudad. Y será el turismo un sector clave este año para la ciudad abulense, que celebrará durante estos meses este V Centenario , por lo que se espera un incremento de la venta de este producto gastronómico. A este disfrute culinario se sumarán multitud de actividades en torno a la figura de Santa Teresa: exposiciones, conferencias, teatro, conciertos…

Nos sobran dulces razones para acercarnos de visita a la ciudad de Ávila.

Al preparar este artículo se nos ha hecho la boca agua con:

Yemas de Santa Teresa, dulce tradición

La Flor de Castilla Plaza José Tome, 4 05001 Ávila 920 21 11 58 La Flor de Castilla

Comentarios

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios

Te puede gustar también