Unnido, solidaridad con gusto

Los chicos de Unnido

Axel Cardona es un entusiasta de la palabra y el diseño, entre otras cosas. Por eso no es extraño que su formación y su ejercicio profesional esté ligado al mundo de la comunicación, la publicidad y el marketing. Después de colaborar durante más de una década con la Asociación Riojana Pro Personas con Discapacidad Intelectual, ARPS, les planteó la idea para que la asociación liderara un proyecto que pusiera la tecnología al servicio de la empleabilidad de dichas personas. Así nace Unnido.com que además de una tienda online especializada en productos originales y de gran calidad hechos de manera artesanal por 4.000 personas con discapacidad, es una plataforma en la que colaboran diversas organizaciones dedicadas a personas con discapacidad de distintos puntos de España que comparten valores de integración, colaboración, respeto y transparencia.

Unnido Solidaridad con gusto

Axel Cardona

Entrevistamos a Axel coincidiendo con el Día Internacional de las personas con Discapacidad que se celebra cada año el 3 de diciembre.

¿Por qué surge Unnido?
Unnido es la respuesta a un problema, visto a la vez como una oportunidad: los productos hechos por las personas con discapacidad sólo suelen ser conocidos en su entorno más próximo, es decir sus asociaciones y personas de la localidad que tienen algún nexo con ella. En Unnido queremos resaltar su labor y que su talento llegue a mucha más gente para que sus creaciones tengan más posibilidades en el mercado y generen empleo.

Además, Unnido tiene otro frente de trabajo, el de generar sinergia entre organizaciones para potenciar nuevos productos fruto de la colaboración entre ellas. Por ejemplo, si una empresa nos pide un regalo especial, una de nuestras organizaciones puede hacerle, imagínate, un producto gastronómico a medida, otra puede imprimir el envoltorio o packaging y otra empacarlos, personalizarlos y hacer los lazos.

¿La crisis económica está siendo severa con las personas con discapacidad?
Sin lugar a dudas. Si para muchas personas con todas sus capacidades, alta cualificación y experiencia es difícil encontrar trabajo, imagínate lo que puede ser para alguien con discapacidad. El mundo de la discapacidad, que supone cerca del 9% de la población, también se han visto afectado por los recortes.

Hoy día Internacional de las personas con discapacidad…
Este día debe recordarnos a nosotros mismos que deberíamos ser más solidarios, poner más de nuestro talento y posibilidades al servicio de los demás y aprender a ver la vida desde otra óptica. Abrirse y conocer otras realidades te aporta más de lo que das. Te permite darte cuenta que muchas veces das gran importancia a asuntos que quizás son insignificantes y que somos unos verdaderos privilegiados.

¿Qué ingredientes (humanos) deben tener los productos gourmet que vendeis en Unnido?
Una buena dosis de respeto por las personas y por la naturaleza. Eso lo mezclamos con raciones a partes iguales de creatividad en el diseño del producto y responsabilidad en la elaboración, lo maceramos con mucha calidad y finalmente lo decoramos con el ingrediente mágico, que ha estado presente en todo el proceso: la ilusión de las personas con discapacidad.

¿La solidaridad es salada o dulce?
Creo que tiene algo de dulce, de salado, de amargo y de ácido. Lo maravilloso de la solidaridad es que como una expresión humana está llena de contrastes que al final, te ofrecen la posibilidad de disfrutar, de aprender, de explorar y al final, de ser feliz compartiendo.

¿Crees que cada producto que vendéis contiene un mensaje de las personas que lo han hecho? ¿Ese mensaje también se puede percibir en el paladar cuando se saborea la galleta?
Sin lugar a dudas, cuando conoces las personas y la ilusión que ponen en cada producto, todos los sentidos y las sensaciones convergen positivamente. Degustas con los sentidos, pero sobre todo con el corazón.

En el apartado gastro, vuestro principal socio colaborador es El Rosal, fabricantes de galletas y barquillos con sede en Cataluña, ¿cuáles son los valores que les hacen merecedores de estar en vuestra tienda?
El Rosal es un proyecto de la Asociación Alba, una organización con un equipo humano maravilloso, con el que tuvimos gran sintonía desde el primer momento. Su compromiso con el mundo de la discapacidad, su espíritu inquieto e innovador, su apuesta por la calidad y el diseño, nos “flecharon”. Vamos, fue amor a primera vista porque cuando encuentras gente que sigue soñando a pesar de las dificultades tomas nuevas energías para seguir tú también luchando.

La historia de las “galletas arrugats” es enternecedora… (un muchacho al que no le salía el canutillo y desechaba la masa haciendo con ella un ovillo y tirándola… hasta que a alguien se le ocurrió hornear las pelotillas de masa, que resultaron deliciosas), ¿puedes contarnos alguna anécdota más que hayas vivido a lo largo del tiempo que llevas compartiendo con personas con discapacidad?
Se me ocurre una de un chico con discapacidad intelectual al que no había ninguna actividad que le animara mucho. Un día vimos en el Centro Áncora de Calahorra, del que él forma parte, un montón de palets rotos a los que no les quedaba más destino que el vertedero. Nos planteamos darles nueva vida y utilizar las maderas que estaban bien, que eran la mayoría, para hacer unos tableros con un toque “vintage” y además con frases positivas. Esa tarea de recuperar las piezas y construir otras nuevas supuso una fuente de motivación para esta persona y también para muchos de sus compañeros. Y nos dejó una bonita lección sobre esas “segundas oportunidades” que nos brinda la vida y que debemos de saber aprovechar.

¿Hay muchas empresas del sector agroalimentario que confían en el trabajo de las personas discapacitadas como la bodega que cría el vino Sol de Otoño o son rara avis?
La verdad es que es muy motivador y positivo desarrollar proyectos de la mano de empresas y dentro de ellas, en concreto con las del sector agroalimentario. A veces en las empresas no conocen todo el potencial de las personas y las organizaciones del mundo de la discapacidad y se asombran cuando ven todo el potencial que existe. Uno de los objetivos de Unnido es justamente ese, buscar alianzas y sinergias con las empresas y entre las propias organizaciones del mundo de la discapacidad.

¿Habéis entrado en contacto con más productores que trabajan con personas discapacitadas?
Somos proactivos y estamos buscando más colaboraciones y generar proyecto. Pero como sabemos que cualquiera puede tener una buena idea, nuestro teléfono y nuestro mail están siempre abiertos a recibir propuestas.

Unnido Solidaridad con gusto

Los chicos de Unnido

Texto José M de Pablo /María Nájera
Fotos: Cortesía de Unnido.com


Comentarios

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios

Te puede gustar también