Super Jam, mermeladas prodigio

“Lo más difícil de crear un producto para vender en supermercados es acertar con el empaquetado”

 

Fraser Doherty es el niño prodigio de la mermelada. Empezó su negocio a los 14 años, haciendo mermeladas a partir de la receta de su abuela. Vendía sus creaciones en mercados de agricultores y en tiendas gourmet en su Escocia natal. Tras dejar el colegio y pasarse un año en la cocina de sus padres experimentando, desarrolló un método para producir mermelada hecha solo de fruta y zumo de fruta, sin azúcares ni ingredientes artificiales. El supermercado Waitrose empezó a vender sus mermeladas en 2007 y él se convirtió en el proveedor más joven para un supermercado nacional de la historia. Su compañía, SuperJam sobrepasó en 2011 la barrera del millón de dólares en ventas y ahora distribuye en más de 2000 supermercados de todo el mundo. Fraser nos concedió esta entrevista para Comida’s Magazine.

super-jam-fraser-doherty

-¿Cuándo hizo click la idea de la mermelada? ¿Por qué mermelada?
-De niño siempre estaba interesado en hacer cosas y venderlas, no sé por qué pero lo encontraba muy divertido. Una tarde yo visité a mi abuela y ella estaba haciendo mermelada en su cocina, de la misma forma que lo había hecho desde que yo tengo memoria. Entonces me interesé por ello y le pedí que compartiese sus recetas conmigo. Pasamos la tarde juntos haciendo mermelada y al día siguiente fui al supermercado para comprar algo de fruta, hice algunos tarros por mi cuenta y antes incluso de que se hubiesen enfriado fui por el vecindario y le pregunté a los vecinos que qué les parecía. Por suerte, los vecinos me dijeron que les habían gustado estos primeros tarros de mermelada y me preguntaron si podían empezar a comprármela. Pronto me puse a hacer encargos para mi barrio. No tenía ni idea de que este negocio tan joven crecería tanto y se convertiría en mi vida, pero pronto lo hizo!

-¿Está tu familia metida en el mundo de la alimentación? Tu primera idea de negocio fue hacer tartas. ¿Qué es lo que te atrae de ese mundo?
-Mi familia nunca comenzó un negocio antes, pero les encanta cocinar y comer comida rica, así que supongo que era inevitable que yo acabase en el negocio de la comida. Me encanta crear productos que la gente disfruta y cuando llevas un negocio de alimentación tú ves la satisfacción instantánea que la gente obtiene al comer tus productos.

super-jam-familia

-¿Acudes a la alguna de las Tea Parties de SuperJam?
-Estoy muy orgulloso de nuestra asociación benéfica, The SuperJam Tea Parties, que ha hecho cientos de fiestas del té gratis para gente mayor que vive sola, en residencias o que están en el hospital. Por supuesto no voy a todos los eventos, están organizados enteramente por voluntarios que solicitan financiación a través de nuestra página web, pero cuando estoy en la misma zona donde se celebran me encanta ir a alguno y tomarme un scone con mermelada.

-¿Qué fue lo más difícil de montar tu propio negocio?
-Supongo que lo más difícil para todo en esta vida es motivarte a ti mismo lo suficiente como para intentar llevar a cabo tus ideas y para seguir intentándolo cuando no salen bien a la primera. En mi caso, tras pasar un año organizando la producción en una fábrica y creando la marca, mi idea fue rechazada por los compradores del supermercado, el empaquetado no era adecuado y el precio era muy alto. Ese fue el momento cuando la gente a mi alrededor preguntaba si debería dejarlo –yo había puesto todo mi amor y el poco dinero que tenía en esta idea y no había funcionado. Por suerte, incluso si lo había hecho todo mal, sabía que tenía una idea para un producto que la gente querría comprar, mermelada hecha 100% de fruta. Lo intenté de nuevo y el supermercado dijo que SÍ.

-Para cuando comenzaron a vender SuperJam en Waitrose, ¿cuántas jarras vendías al día? ¿Cuál fue el momento cumbre de SuperJam?
Cuando SuperJam entró en Waitrose estábamos vendiendo más de mil jarras al día y la marca estaba creciendo muy rápido. Yo estaba muy emocionado el día que entré en la tienda y vi mis productos allí en las estanterías. Ese fue el momento en el que todo lo que había soñado se convirtió en realidad!

-Tú mencionaste que muchos emprendedores te ofrecieron consejos en los primeros pasos de tu negocio; haces tú lo mismo por otros emprendedores estos días? Hablaste de Kevin como tu mentor, ¿a qué se dedica? ¿Cómo te ayudó?
-Yo aluciné con cómo de contentos y dispuestos estaban otros emprendedores a compartir sus consejos conmigo. Yo tenía un mentor, un emprendedor local que había construido un negocio de proveedor para supermercados. Me enseñó algo sobre cómo funcionan los supermercados. Ahora yo me divierto compartiendo lo que he aprendido sobre cómo empezar un negocio con otra gente joven que están empezando. Todas las semanas me invitan a compartir mi historia en eventos en las universidades y en conferencias. También he compartido todo lo que sé en mi libro, SuperBusiness y ocasionalmente invierto en start-ups que considero que tienen una gran idea.

-¿Qué fue lo más difícil de conseguir cuando estabas investigando para producir la mermelada sin azúcar?
-Lo más difícil de crear un producto para vender en supermercados es acertar con el empaquetado. No importa cómo de rica esté mi mermelada, si no se ve bonita en las estanterías, nadie la cogerá para averiguarlo. Tu producto tiene realmente que comunicar para saltar de la estantería a la cesta de la compra de la gente. El diseño del empaquetado es normalmente lo que hace la diferencia entre que marcas de comida y bebida que empiezan tengan éxito o no.

-¿Qué toma Fraser Doherty para desayunar?
-(se ríe). Por supuesto tomo mermelada muy a menudo, no solo de la mía si no también tarros que otras personas me mandan y recetas que encuentro en mis viajes. Siempre estoy buscando nuevas ideas –te sorprenderías si supieras cuántas frutas diferentes hay en el mundo que pueden convertirse en mermeladas! Por desgracia la mayoría de la gente solo quiere mermelada de fresa, pero quizás nosotros podamos cambiarlo.

super-jam-pancakes

-¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?
-He tenido suerte porque mis aventuras con la mermelada me han llevado a más de cincuenta países, visitando comerciantes, proveedores y también hablando sobre mi viaje. Me encanta viajar y pasar tiempo en Corea y Japón, los encuentro fascinantes. Tanto que estoy aprendiendo coreano.

-¿Qué le dirías a alguien que piensa que la mermelada no es sana?
-Tradicionalmente las mermeladas no son sanas. A veces tienen hasta el 70% de azúcar, con otros aditivos siendo bastante comunes. SuperJam por otro lado está hecha con 100% fruta, sin azúcares añadidos, es solo fruta y zumo de fruta, lo que significa que no sabe tan enfermizamente dulce como otras mermeladas suelen saber.

-¿Cómo ves el futuro de SuperJam?
-Ahora estamos trabajando en actualizar el empaquetado de SuperJam para posicionarlo más como una marca de lujo, con una selección de sabores más amplia y con algunas opciones de diseño de cajitas para regalo. Las ventas están yendo muy bien en el Lejano Oriente, así que el plan es seguir trabajando desde ahí. Mi siguiente parada es un canal de televisión de compras de productos del hogar en Corea del Sur, no es un sitio en el que nunca me haya imaginado, pero definitivamente una parte fantástica de la aventura.

Fraser Doherty es un emprendedor singular en un negocio, el de las mermeladas, donde la guerra al azúcar ha perjudicado a muchos. Con unas mermeladas naturales hechas solo con fruta y zumo de frutas que se venden en todo el mundo, la marca SuperJam es sinónimo de dulce saludable.


1 Comentario

  1. Avatar

    Charllos 14 febrero, 2019 at 7:03 pm

    Quiero saber mas de este gran emprendedor un ejemplo para nuestra juventud que tenemos que difundir

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios

Te puede gustar también