Papá Noel

Tras una noche frenética, Papá Noel, nos concede una amable entrevista para desvelarnos los secretos de su cocina. Aunque algo fatigado, el señor Noel se muestra muy cariñoso y solícito, mientras que la señora Noel nos prepara una deliciosa infusión de frutas del bosque. ¡Feliz Navidad a todos!

¿Cocinas? ¿Solo o acompañado?
Normalmente acompañado, a Mamá Noel y a mí nos encanta meternos en la cocina, probar nuevas recetas y cocinar las recetas de siempre. Además, aquí en Laponia hace muchísimo frío y la mejor forma de protegernos de él es permanecer al lado de la lumbre.

¿Cuál es tu mejor receta?
El ‘kalalukko’, una especie de empanada de arenque y panceta. También se me da bien el salmón a la llama y, por supuesto, la poción mágica que preparamos Mamá Noel y yo para que los renos puedan volar, a base de líquenes del bosque.

¿Utilizas libros de cocina?
¡Claro que sí! Tengo libros de cocina antiquísimos, de hace siglos (literalmente hablando), pero también me meto en Internet. Mi don de poder entender todas las lenguas del mundo hace que pueda coger recetas de todas las partes del globo… Por cierto, ¡me encanta la tortilla de patatas! Aunque Mamá Noel la hace mejor que yo.

¿Sin qué ingrediente no podrías vivir?
Sin duda, sin los arándanos azules. Muchos dicen que ellos son los culpables de mi eterna juventud.

¿Ah, sí? ¿Y de dónde los saca?
¡Ho, ho, ho, ho! De los bosques de alrededor de mi casa, pero no puedo decir nada más…

Si pudieras elegir el lugar, ¿dónde te gustaría cocinar?
Me gustaría poder cocinar alguno de mis platos favoritos en Oriente, en el desierto, e invitar a Melchor, Gaspar y Baltasar. Se empeñan en hacernos rivales cuando lo que hacemos es cooperar. ¡Imagínate la cantidad de juguetes que tendríamos que llevar si ellos no existieran!

¿Dónde te gusta comer? ¿Por qué?
La mayor parte del año me encanta comer en la cocina de casa, junto a Mamá Noel. Pero en primavera nos gusta coger una cesta, llenarla de comida y bebida y caminar por el bosque hasta encontrar un claro. Entonces, Mamá Noel y yo nos sentamos en la hierba y disfrutamos de la naturaleza mientras comemos sándwiches de pollo y queso con verduras asadas.

¿Con quién te gusta disfrutar de una comida?
Con los duendes. Trabajan muchísimo, a destajo, sin descanso, y todos los años, después de la Navidad, les invitamos a casa a comer. Mamá Noel y yo cocinamos durante tres días consecutivos porque los duendes, a pesar de ser pequeños, comen muchísimo. Les gustan muchísimo las setas y alucinan con los dulces, sobre todo si llevan chocolate.

¿Qué no te llevarías nunca a la boca?
La carne de reno. Aquí en Laponia los guisos de reno son muy populares, pero como comprenderás, no soy capaz. Me supera…

Lo que más te gusta de la comida es:
Disfrutarla con Mamá Noel, con los duendes, con los amigos. Eso es lo mejor de comer… ¡Y la comida en sí también! Se nota ¿no? ¡Mira mi tripa! ¡Ho, ho, ho, ho!

Algo que odies relacionado con la comida:
Que hay gente que no la tiene, que hay muchos niños que pasan hambre, ¡hay que acabar con esta lacra social!

El mejor sitio para hacer la compra:
Los mercados de Helsinki. Se pueden probar y conocer muchos productos que elaboran los productores de la zona. También quiero destacar el ‘Gran Mercado de Primavera’. Cada año, en el mes de mayo, los duendes montan un gran mercado de verduras y frutas que siembran y recolectan ellos mismos. Una delicia.

¿Hasta dónde viajarías para disfrutar de la comida?
Viajo cada año por todo el mundo, pero no por la comida, sino por los niños.

¿Cuál sería tu última cena?
Soy inmortal.

¿Qué has comido hoy?
Yum yum, de todo. Nos han dejado kilos y kilos de comida de renos (a veces pruebo las zanahorias), Risengrød (una especie de pudding de arroz dulce), pepinillos, Pan de Pascua (un pastel de gengibre picante con forma de esponja endulzado con miel), narices de chocolate, bastones de caramelo, fresas con mis barbas hechas de nata, empanada de picadillo, leche con galletas, barritas de azúcar, cacao caliente con canela, limonada, cerveza Guinness, jerez, litros y litros de ponche… Así que hoy cenaré trucha ártica con salsa de arándanos y puré de patatas moradas. La he preparado Mamá Noel, que es una cocinera fantástica…

¿Qué te parece Comida’s?
Me encanta la labor de difusión que estáis haciendo por los pequeños productores que merecen la pena. Creo que es importante que existan medios en los que esta gente tenga voz. Ahora, os tengo que poner una pega…

¿¿¿Cuál???
Echo de menos más contenidos enfocados para los niños. Los niños lo son todo. ¡Ho, ho, ho, ho!

Foto: facebookamor.com


Comentarios

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios

Te puede gustar también