Navidad, cuando el mundo se sienta a la mesa

La noche del 24 de diciembre medio mundo se sienta a la mesa en compañía de sus familiares y amigos. La cena de Nochebuena se convierte así en el preludio de la comida de Navidad, celebraciones gastronómicas que en muchos casos son alegres festejos y en muchos otros acaban “como el rosario de la aurora”. Pero acaben como acaben, lo cierto es que el mundo se sienta a la mesa. Eso sí, para comer cosas muy diferentes…

A 15.771,27 km
En las antípodas de nuestro país, en Australia, la cena de Nochevieja incluye pavo como plato principal, a veces también jamón o carne de cerdo, y plum pudding (pudin de ciruela) de postre. Al igual que ocurre con el roscón de reyes, el pudin esconde una pepita de oro que traerá un año de buena suerte al que la encuentre.

plum_puddingFoto: Plum pudding

A 10.683,25 km
En Argentina el calor es el rey de la mesa, por eso, aunque los hay que se atreven con algún asado, las ensaladas y platos fríos son los reyes de la Navidad: ensalada Waldorf, ensaladilla rusa, huevos rellenos, vitello tonnato (carne de ternera con una salsa espesa en la que predomina el atún), carne de cerdo, etc. Los turrones y el pan dulce con frutas escarchadas tampoco faltan en las mesas de las familias argentinas.

A 9.035,85 km
Una tradición fundamental en México en la época navideña son las piñatas, que con sus vistosos colores representan el pecado. El palo con el que se golpea a ciegas a la piñata simboliza la fe del mundo ciego y los dulces y las frutas que caen de dentro, las bendiciones de Dios al vencer al pecado.

A 8.371,54 km
Y mientras en México dan palos de ciego a las piñatas, las playas de Sudáfrica se llenan de familias dispuestas a disfrutar de copiosas comidas al aire libre, a base de asados de pavo, pasteles de carne y tartas de ciruela.

A 7.027,76 km
En la fría Rusia la Navidad se celebra el 7 de enero, según el calendario de la iglesia ortodoxa rusa. En su Nochebuena, el 6 de enero, los cristianos rusos hacen ayuno durante todo el día. Cuando la primera estrella aparece en el cielo, como el símbolo de la estrella de Belén, comen sin carne, especialmente una sopa de cuyo nombre proviene el nombre ruso con el que se denomina a la Nochebuena, sochelnik, elaborada con granos de trigo, semillas de amapola, nueces y miel, alimentos que representan la salud, el bienestar y la abundancia.

A 4.089,95 km
Por su parte, en Armenia la cena de Nochebuena da comienzo con una sopa de yoghurt y trigo, denominada tanabúr, al que le siguen platos en los que la carne no está presente. Pescado, huevos y distintas elaboraciones a base de arroz piláv, con pasas, con frutas desecadas o simplemente con bulgur pueblan las mesas de este país durante la Navidad. Pero lo verdaderamente curioso es que en Armenia se come un plato a base de espinacas, el nivíg, ya que se cree que la Virgen María comió espinacas antes de dar a luz a Jesucristo.

A 3.629,90 km
En Ghana las familias se reúnen con sus vecinos para comer arroz, una pasta de ñame denominada fufu, sopa de okra (hortaliza africana), avena, carnes y estofados.

navidad01_pFoto: Kūčiukai

A 2.605,98 km
La cena de Nochebuena, conocida como Kūčios, es también muy especial en Lituania, tanto que la tradición manda comer 12 platos distintos en los que la carne no está presente. Tampoco el alcohol. Los lituanos se sientan esa noche alrededor de ensaladas de remolacha, ensaladas de frutos secos, de verduras, hongos, setas y diversos pescados como carpa o salmón al horno, arenques ahumados y flan de pescado. Las Kūčiukai, galletas típicas de navidad, dulces, crujientes y elaboradas con semillas de amapola, se hacen imprescindibles durante estos días y que se comen sumergidas en leche de amapola.

A 2.185,96 km
Por su parte, Grecia duerme tranquila en la Nochebuena y festeja la Navidad en el almuerzo del día 25 con una gran cantidad de platos típicos como galopoula (pavo relleno de castañas, pasas de Corinto y frutos secos), gourounopoulo psito (cerdo marinado con aceite de oliva y limón y cocinado al horno a fuego lento durante horas) o melomakarono, un pastel elaborado a base de harina, aceite y miel. Tampoco faltan las sopas de pollo, las hojas de col rellenas y las ensaladas, de col, de remolacha o la siempre tradicional ensalada griega. Todo esto acompañado por el Christopsomo (pan de cristo), un pan dulce que las familias dejan toda la noche sobre la mesa en la creencia de que Cristo vendrá y comerá de él.

iStock_000031344900SmallFoto: Glühwein

A 1.617,19 km
Ya más cerca, en Alemania, la cena de Nochebuena no destaca por su abundancia y en muchas casas se comen salchichas con ensalada de patatas. Por su parte, en la comida de Navidad es típico hacer acopio de calorías con el grünkohlessen, un contundente plato a base de col verde y carpa o ganso asado con repollo. Las lebkuchen, galletas elaboradas a base de miel, mazapán, naranja, limón, frutos secos y especias, no faltan en las mesas alemanas, como tampoco lo hacen el vino caliente o glühwein y el kirsch, un aguardiente de cerezas típico de estas fechas.

¿Cómo lo celebras tú?

¡Feliz Navidad!


Comentarios

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios

Te puede gustar también