Rober Bodegas: “Un buen albariño es espectacular, pero el licor café tiene poderes mágicos”

Se ríe casi constantemente. Con él mismo también, pero sobre todo con el público. Lleva ya más de cinco años actuando los domingos en La Chocita del Loro de Madrid, donde sus monólogos han hecho reír a tanta gente que ya pierde la cuenta. Además de subirse a un escenario, se atreve con radio y con televisión. Si, además, tiene al lado a Alberto Casado, la receta sale perfecta. Es gallego, es decir, de buen comer. Y se nota. Hablar (de gastronomía) con Rober Bodegas mola todo.

Rober Bodegas

– Si en vez de para hacer una entrevista, usted y yo quedáramos para comer ¿A qué bar/restaurante me llevaría?

A la Taberna Sanlúcar, en la calle San Isidro (Madrid). El nombre lo dice todo, es una taberna y es de Sanlúcar, no hace falta más.

– Mójese, ¿Radio, teatro o tele?

Lo más divertido es actuar en directo, sin duda. Aunque hacer sketches para cualquier medio audiovisual es una debilidad.

– ¿Dónde come Rober Bodegas en su día a día?

Desde hace un año, si estoy en la oficina, en El Hayedo, el restaurante del Hotel Barceló de Julián Camarillo, porque está al lado y tienen un menú que está muy bien. Antes, teníamos la oficina en Cascorro y solíamos ir al Naia Bistro, en la Plaza De La Paja. Si no, en casa, recetas de estudiante pero con ingredientes menos cutres.

– Pantomima Full (el dúo junto a Alberto Casado con quien hace sketches) bebe birra, pero ¿Qué comen?

Alberto come mejor que yo, sólo hay que verlo a él y verme a mí, pero hemos probado todos los menús del día del distrito centro.

– Junto a Alberto Casado en Los40, ¿Quién cocina mejor de los dos?

Sin duda él, sin ser ni de coña un virtuoso. Pero es que yo soy un paquete. Hace una carbonara (sin nata, como debe ser), mejor que la de la mayoría de los italianos en los que he estado.

Rober Bodegas– ¿Es de los que ligan invitando a cenar a un buen restaurante?

A las horas a las que suelo ligar no hay cocinas abiertas.

– ¿Se le da bien la cocina o es más de pedido a domicilio?

Se me da muy mal. Pero a mí me gusta lo que hago. Se ve que me he acostumbrado. Como buen gallego soy más de apostar por el producto. Me compro algo rico que sólo haya que echarlo a la plancha o cocerlo.

– ¿Cuál es su plato favorito? ¿Y el que mejor cocina usted?

Arroz con bogavante, sin duda. Y si no hay tanto presupuesto, unas buenas lentejas me dan la vida.

El plato que mejor cocino yo, seguramente ninguno. Mi madre a veces me pide que haga pasta gratinada. Pero es que hacer de ese plato un mérito me da hasta vergüenza.

– ¿Con qué político compartiría un rato de cocina?

Me imagino en una mesa con cualquiera de los candidatos y me entra un bajón importante. Yo creo que con Beiras. Y que hablase él todo el rato. Ese señor tiene que tener buenas historias.

– ¿A dónde llevaría a cenar a Pablo Iglesias? ¿Y a Albert Rivera?

A Pablo Iglesias me lo llevaría de acompañante a una boda. Por verlo en traje. Que ya sabemos que es de barrio, pero coño, por ir guapo un día tampoco eres casta.

A Albert Rivera lo llevaría al típico sitio de Novelle Cuisine que parece bueno pero luego ni está tan bueno como debería y te quedas con hambre. Que es un poco lo que me transmite ese hombre.

– Como gallego, ¿Albariño o Licor café?

Por favor, licor café. Un buen albariño es espectacular, pero el licor café tiene poderes mágicos.

– ¿A usted le gusta eso de “ir al mercao de toda la vida” y comprar fruta, verdura y pescado fresco o tira de gran superficie?

Sin estar orgulloso, reconozco que tiro bastante de súper, menos la fruta en verano. Cuando tengo invitados voy a tiendas especializadas, por lo que os decía antes, como no sé cocinar, tengo que llegar con cosas que estén buenas incluso mal hechas.

– En una noche de monólogo ¿Se come antes o después de subir al escenario?

Yo siempre después. Lo cual es una putada porque después suelen estar los restaurantes cerrados. Así que a veces, por no mal comer, ni como. Paso directamente a las copas.

– ¿El mejor público que ha tenido?

En Madrid ahora mismo tengo muy buen público normalmente. Al llevar cinco años en la misma sala, la gente llega recomendada y se lo suele pasar muy bien. Aunque por supuesto, en Galicia, la gente me tiene un cariño especial y digamos que hay más confianza por manejar bien las cuestiones locales.

– ¿Por qué odia usted los yogures? (Bodegas ha representado su monólogo El día en el que empecé a odiar los yogures)

No odio los yogures sino el hecho de que la gente se los tome creyendo que se están salvando la vida al hacerlo. Los yogures están ricos. El griego con fresas es mi favorito.

– ¿Algo que quiera probar y aún no haya podido hacerlo?

Como soy bastante escrupuloso con las cosas demasiado exóticas, (rollo saltamontes o serpiente) no se me viene nada a la mente que no haya probado y que me apetezca. A lo mejor una buena carne de Kobe. Porque la de las hamburguesas no sé yo hasta qué punto son 100%.

– ¿Sin que ingrediente no podría vivir?

El queso es fundamental. Aperitivo, entrante, acompañamiento, aderezo, postre. Lo mejora casi todo. Y hace de la mala comida, comida digna. Y si es bueno, no hace falta nada más. Eso sí, los tranchetes son intolerables.

– ¿Es de los que son capaces de comerse una fabada DE NOCHE?

Pues lo he hecho. Y para mayor mérito, en verano. En mi Instagram hay una prueba.

Rober Bodegas– ¿Cuál sería su última cena?

Una ensalada. No quiero que se me vea hinchado en el ataúd. Si me incineran, un cachopo de Hermanos Ordás.

– Un viaje para disfrutar de buena gastronomía…

Si esperabas originalidad en esta respuesta, no la vas a encontrar: Galicia.

– ¿Qué ha comido hoy?

Crema de calabaza y pollo con albahaca.

– ¿Algo que nunca se llevarías a la boca?

Hace unos meses actuando en Mallorca me llevaron a comer caracoles. No pude probarlos.

– ¿A quién echaría a hervir a una olla?

A los que separan lo blanco del jamón y a los que se dejan la yema de los huevos.

– ¿Qué le parece Comidas Magazine?

¿Qué que me parece un lugar que me promociona diciendo que actúo cada domingo en La Chocita Del Loro de Gran Vía? ¡Maravilloso! Por cierto, hablo de comida en el show.

¿Quieren saber de qué? Pues vayan a verlo.


Comentarios

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios

Te puede gustar también