La comida del futuro

Si todavía piensas que cuando seas más viejuno vas a poder disfrutar de un grasiento y suculento chuletón, estas muy equivocado, de hecho, recuerda bien su olor, recuerda los matices de cada cosa que te metas en la boca, saboréalos bien y bendice otro día más que comas donde tu madre. Ese guiso de cuchara nunca será igual, nunca.

Los científicos y organizaciones como la FAO, aseveran y pronostican una escasez alimentaria ya que el crecimiento de población puede llegar a desbordar sus expectativas y se reconsideran desde hace unos años, nuevos métodos de producción y nuevas materias primas con los que llenarnos las panzas.

El futuro nos deparara un horizonte de chorizos ahumados hechos a base de cucarachas y saltamontes. Para las morcillas, las orugas de Burgos no pueden faltar, ricas y con fundamento. No olvidarse de las avispas garrapiñadas, incuestionables en ferias y festejos.

Las pizzas se harán en 3D, por lo menos te ahorraras esperar 30minutos al repartidor o unas cuantas horas si eres de los que practicas el “make yourself”, solo prepara tus cartuchos de salsa de tomate, queso y harina, no te olvides de recargar el de orégano y el de 4 quesos, si no tu pizza saldrá “borrosa” y a medio hacer.

foodini05

Tus hamburguesas se harán en un laboratorio, hipotecando tu piso y el de tus hijos, claro. A través de células madre y aglutinantes, se obtendrá la carne del futuro, eso sí, menos irrigada de vasos sanguíneos y grasas, con lo que el sabor y la jugosidad se verá mermada, pero es posible que veas comer por primera vez carne a Veganos, algo inaudito e histórico, prepara e hidrata tus pupilas.

Y hablando de veganos y vegetarianos, un nuevo producto inundara los lineales de los supermercados, el almidón obtenido a través de la pulpa de la madera de los arboles, menudo flipe. Ahora me estoy imaginando el precio proveniente del de madera de caoba, solo para gourmets, y las colas que se formarán en los aserraderos o en el mismo “Ikea”, su nuevo eslogan será, móntate tu mismo el mueble y luego, cómetelo!!!.

carne_laboratorio3

Lo que está claro es que el crecimiento de población exponencial que estamos experimentando, no dará para comer a todos ni para dar de comer a los animales que luego se consumen, se incrementarán los sustitutos cárnicos a base de legumbres y cereales, afloraran los nano-alimentos y se invertirán más recursos en la producción de súper-cereales o de modificar otras especies para hacerlas más resistentes a las sequias inminentes, ya sea el súper-arroz (elaborado a partir de cruzar 250 variedades de arroz), la cebada o las ya famosas quínoa y amaranto.

Fundaciones como la de Melinda y Bill Gates, empresas de alimentación como Kraftfoods (actualmente Mondelez), restaurantes como Noma, chefs como Homaro Cantu, inclusive la industria del electrodomésticos como Electrolux y Philips, científicos como el Dr. Zhi-Kang Li y muchos más, están metidos y pensando en el futuro gastronómico y agroalimentario, para adelantarse a nuestras demandas y necesidades, el negocio está servido.

carne_laboratorio

El mundo gastronómico que hoy conocemos no será igual, involucionará a comer con píldoras y agua de wáter reciclada, algo que espero con fervientes ganas. Me tendré que concienciar en olvidarme de los potajes de mi abuela, en el olor de las galletas de mantequilla por la mañana, en la obscenidad de los asados de leña…mi cerveza no será artesana, será casera, porque tendré que mezclar polvos como el antiguo “tang” con mi “aguita” de wáter reciclada, vamos una autentica Pale Ale de triple fermentación, aunque estas se hagan antes que la propia cerveza.
Acabaré comiendo un sucio rancho de “a saber que” mientras estoy conectado a una maquina que me desarrolle diferentes sensaciones, sabores y olores dentro de mi cerebro y estomago, por primera vez diré con gusto: “no quiero más gracias, estoy lleno y saciado”. Será difícil oler un buen queso, a no ser que el mercado negro funcione regularmente y lo quieran truequear por alguna de mis famosas cervezas caseras al estilo “old river on my wáter”.

En vez de irme de pintxos me iré de “cucas”, que no de putas, porque de eso si abundará en los reinos del señor. Será una suerte porque dejaremos de agobiarnos por las plagas y las recibiremos con un pan bajo el brazo, sintético eso si.

Solo espero poder despertarme de esta funesta pesadilla y pensar que me habré muerto antes de que este futuro llegue y así servir con honor a mi profesión y convertirme parte de las albóndigas que coma mi hijo en el comedor del colegio.


Comentarios

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios

Te puede gustar también