Especias curativas

Hay gastronomías que no se entienden sin las especias que sazonan sus platos. Sabemos que le dan sabor a la comida pero ¿sabemos lo que pueden llegar a hacer por nuestra salud?

Durante siglos, las especias se han usado para dar sabor, para conservar y proteger los alimentos e incluso para enfrentar ciertas enfermedades. Estos condimentos son ricos en potasio, calcio, vitamina C o ácido oxálico, lo que ayuda a que hagamos mejor la digestión, estimulemos el apetito y mejoremos nuestra circulación sanguínea.

Su papel puede ser vital para que un plato tenga el sabor ideal. En el mundo árabe, los condimentos no suelen ser muy picantes, pero su presencia está asegurada en la mayoría de comidas. El Baharat es una mezcla de varias especias, como la pimienta dioica, comino, cardamomo, pimienta negra, pimentón dulce o cilantro. Kabsa también es una mezcla, en su caso de cardamomo, canela, cebolla y ajo. Más desconocidas son el Sumac (de color roijzo que se añade al humus o las ensaladas), cuyo poder antioxidante era recurrente en la medicina medieval de Oriente Medio y el Zaatar, un condimento basado en el sésamo, el tomillo, el sumac y el baharat.
especias-3
Pero para hablar de especias se hace imprescindible hablar de India. Esto bien lo sabía Cristóbal Colón, que sin embargo eligió el camino opuesto para encontrarlas, como todos sabemos. Colón no pudo, pero los viajeros que pisan hoy en día India temen las especias de su comida por su excesivo picante. No sólo el chili tiene la culpa. Y una cosa es segura: casi todos los platos indios llevan especias. Para atreverse con ese Miura de la comida hace falta tener el estómago preparado.

Quizá saber sus efectos curativos ayude a los indecisos a atreverse con el plato que tienen delante. La cúrcuma, presente en los curries, “es usada para la prevención de varios tipos de enfermedades”, como el cáncer, la artritis o la diabetes, según le dijo el doctor Lalit Kuma, del Instituto de Ciencias Médicas de la India, a Efe. También se emplea en quimioterapia contra el cáncer de mama, de colon, de cabeza y cuello y contra la leucemia. Cuenta Kuma que está clínicamente probado que algunos componentes de este condimento previenen el cáncer de próstata, piel, páncreas o tumores cerebrales.
especias-4
El famoso curry no es una especia en sí mismo sino una mezcla de ellas. Puede ser más suave o más picante, dependiendo de la cantidad y el tipo de condimentos que se elijan para elaborarlo. El clásico está hecho a base de cúrcuma, canela, ajo, jengibre, cardamomo, cilantro y comino. Está demostrado que tiene propiedades antiinflamatorias, bactericidas y antioxidantes, consiguiendo así prevenir el envejecimiento y reduciendo la posibilidad de padecer algunos cánceres.

En la cocina india también predominan el alholva (una semilla roja, crujiente y de sabor amargo que se usa en el curry), el hing (una resina en polvo muy picante) o el cardamomo (dulce, aromático, perfecto para el kulfi, un postre típico indio). El cilantro, base principal del curry, ayuda al sistema digestivo, reduce los gases y fomenta la secreción de jugos gástricos. En infusión, combate la diarrea en niños. Y el clavo, muy recurrente en guisos, platos al horno o curries, se utiliza contra las náuseas y el dolor de muelas con una función de analgésico y anestesiante. Con todos ellos se consigue el masala, que indica que el plato que te vas a comer lleva una mezcla de diferentes especias. Si pican o no, será una sorpresa que descubrirás demasiado tarde para arrepentirte.
especias-1
Otras especias más comunes en Europa como el comino (rico en antioxidantes), el hinojo, el azafrán, la cayena o el orégano cumplen funciones agresivas contra el cáncer de próstata. O el perejil, que además de eso, previene enfermedades cardíacas. El comino también ayuda a superar problemas gastrointestinales y la cayena se conoce que reduce el colesterol malo, además de mejorar la circulación sanguínea. O por ejemplo la canela de Sri Lanka, cuyos sus conservantes ayudan a reducir el riesgo de tumores y a controlar el nivel de azúcar en sangre.

Después de todo esto, quedan dos cosas claras: las especias son buenas para nuestra salud y ya no hay excusa para no atreverse con el picante indio, sus beneficios son mayores al sufrimiento temporal que sientes al tener la boca llena de fuego.

Photo: Víctor Martín.

Al preparar este artículo se nos ha hecho la boca agua con:

Especias curativas

¡YA TENEMOS CERVEZA!

Una American Pale Ale. De 5,8% grados de alcohol y 40 ibus (amargor). Lleva un 10% de Trigo y 90% Pilsen. Es de color amarillo pajizo claro y turbia. Lúpulos Magnum, Chinook y Citra en adicciones tardías para conseguir aromas cítricos y frutales. Es una cerveza veraniega, refrescante y agradable. ¡Nos encanta!

Cerveza artesana COMIDA’S

29,95 €
(IVA incluido)
Caja de 6 botellas de 750ml

Comentarios

Responder a Anónimo Cancelar respuesta

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios

Te puede gustar también