Comer con las manos

India no es el único país en el que se come con las manos, pero sí es uno en el que también se come con ellas, así que los escrupulosos pronto deberán acostumbrarse. Existen las cucharas, que no se alarme el personal, pero si la comida es parte de la cultura, el modo en que se come lo es también, por lo que no está de más que se dejen los prejuicios aparte y a la hora de sentarse a la mesa (o en el suelo) en India se metan las manos en la masa.

Al contrario de lo que pudiera parecer, comer con las manos es todo un arte, y requiere de cierta habilidad. No todo vale. No se trata sólo de coger un trozo de comida y meterlo en la boca: hay que saber hacerlo. Además, el “ritual” tiene sus propias pequeñas reglas.

COM_2550_p

Como país eminentemente hindú, en India debe comerse con la mano derecha. La izquierda, considerada “impura”, se reserva únicamente a funciones de limpieza, bajos fondos incluidos. No es fácil usar sólo una mano, hay que reconocerlo, pues es inevitable que la zurda se te quiera colar al cortar el pan, al recoger un alimento, o simplemente para ayudar a la pobre diestra que no se apaña ella sola en la mesa.

Todo tiene su proceder. La mano ha de colocarse en una posición en particular, creando una concavidad. Los dedos han de estar juntos, y los alimentos se deben colocar en la punta de los mismos. Si la comida se sitúa mas allá de la segunda falange será difícil de alcanzar. No se trata de meter todos los dedos en la boca, de hecho, el truco del éxito está en la función del dedo pulgar: ha de empujar la comida hacia la boca cuando esté justo al borde de los labios, lo que facilitará que no acabe todo desparramado por la mesa.

Hay que tener en cuenta el tipo de comida que se tiene entre manos: es imposible comer sin cubiertos una sopa, aunque sería un reto digno de intentar. Generalmente en India la comida se sirve con salsas y se acompaña con arroz, lo que facilita encarecidamente este uso alimenticio: el arroz al juntarse con la salsa crea una masa pastosa, evitando que los granos se desperdiguen por donde no queramos, y lleguen a la boca. Lo mismo ocurre con la salsa, será más fácil de agarrar con arroz que si intentamos hacerlo sola.

COM_3385_p

El pan es otro punto importante que ayuda. El chapati tiene siempre forma de torta y  una vez superada la complicación de cortarlo sólo con una mano, puede hacer de utensilio: con él se puede coger los alimentos en salsa a modo de cuchara. Aunque existe también la versión pinza: se agarra con la mano un trozo de pan con el que a su vez se agarra la comida. Buena manera de evitar ensuciarse tanto… porque, para qué lo vamos a negar, ensuciarse, uno siempre se acaba ensuciando. No temáis, no hay problema con eso. Se suele tener un grifo cerca (o una palancana en el peor de los casos) del que emana agua con la que podremos limpiarnos manos y boca después de haber disfrutado de cualquiera que haya sido el manjar.

Y no creáis que esta manera de comer es sólo propias de las clases más bajas de India: desde un conductor de rickshaw en el descanso de su jornada en un puesto callejero hasta el más alto ejecutivo en la boda de su hija mayor, en Asia, comer con las manos puede ser también sinónimo de educación y limpieza.

Fotos: Elena del Estal


1 Comentario

  1. Avatar

    content 17 septiembre, 2019 at 8:41 pm

    I just want to mention I am just all new to blogs and certainly enjoyed your web-site. Most likely I’m likely to bookmark your blog . You definitely have beneficial article content. Thank you for revealing your webpage.

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios

Te puede gustar también